Volver al inicio

Relato erótico: La Olivetti de Pavlov

Sentada frente al papel en blanco, con la mente en blanco igual.
Comenzar a teclear en la vieja Olivetti, disparando ideas con el sonido de ametralladora de aquéllas teclas que se resistían a ser pulsadas, de una dureza inconcebible en estos tiempos de teclados ligeros e hipersensibles.
Cuando se completa una línea, suena una campanita. El carro se detiene y con la mano derecha lo desplazas utilizando la palanca metálica, arrastrándola hacia la izquierda.
Y se rozan los pechos con el antebrazo.
Sigues escribiendo, se completa otra línea. Campanita. Arrastrar el carro. Roce.
Línea. Campanita. Carro. Roce.
Cada vez que suena la campanita los muslos se aprietan un poco más.
Línea. Campanita. Carro. Roce.
Hasta que sólo queda roce.

Autora: Catalina Lachica | Web: http://loquesabesquenosabes.blogspot.com

06.16.2010 | Concurso de relatos, Relatos | Escrito por:

| Más

Comentarios (3)

 

  1. Juan Candor dice:

    Qué absurdo, dónde está lo erótico en este texto?
    Juan

  2. Vicky dice:

    El erotismo está en despertar la imaginación. A mi me parece erótico, muy erótico…

  3. Rodolfo dice:

    Qué dónde está lo erótico, Juan Candor? en tu imaginación. O te faltan lecturas o te falta vivir más.
    Rodolfo

Deja una respuesta