Volver al inicio

Primeras citas

Primeras citas
Debido a mi estrepitoso fracaso en mis últimas primeras citas he decidido hace un trabajo de campo sobre las teorías para causar una buena primera impresión y conseguir que después de una primera cita venga una segunda.

Como ya comenté en capítulos anteriores cada vez es más común ligar a través de webs de dating por internet, pero no se sabe si realmente hay feeling hasta que no hay un encuentro en vivo y en directo. Digan lo que digan en el diario de patricia, conocerse en persona es im-pres-cin-di-ble. Y dado que no hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión, la primera cita es dificil. A mi me ponen atómica de los nervios, vamos.

¿Qué me pongo? ¿De qué hablaremos? ¿Qué tengo que callarme? son algunas de las preguntas que me planteo antes de un primer cara a cara.

Una cosa que hay que tener clara es que no se debe mentir ni actuar, ni mostrarnos como alguien que no somos. Eso ni en el flirteo en internet ni en directo. Tenemos que ser naturales y nosotros mismos, ya que tarde o temprano acaba saliendo como es la persona realmente, asi que ¿para qué hacer perder el tiempo a nadie? Y si no le gustamos como somos quizás será mejor buscar a otra persona que nos acepte. Si es que esa persona existe (una servidora empieza a tener sus dudas).

Seguramente en los primeros momentos estaremos algo nerviosos… así que mejor informar a la otra persona de nuestro nerviosismo para que ésta sea consciente de ello y nos disculpe cualquier posible metedura de pata.

Cuidado con lo que se dice

Ni se os ocurra hablar de vuestros sentimientos en la primera cita. Si crees que estas locamente enamorad@ te lo guardas bajo llave porque lo más probable es que se acojone y salga corriendo. Yo lo haría. Y no, la segunda cita tampoco es tiempo suficiente.

No es buena idea ponerse a hablar de anteriores relaciones. Y si tenemos a más candidat@s tampoco es buena idea alardear de cuanta gente nos pretende ni de hacer comparaciones con otras citas (a menos que sea para comparar positivamente la cita actual).

Otro aspecto que debemos tener en cuenta a la hora de planificar este primer encuentro es intentar hacer sentir a nuestro acompañante cómodo. Es conveniente que nos mostremos cálidos y acogedores para que la persona que tanto nos gusta se encuentre en un ambiente agradable.

Hay que saber escuchar y respetar aquello que nos cuente la otra persona. Por mucho que os queráis vender, no es todo “yo, yo y más yo”. Más bien al contrario.

Errores a evitar

Sería apropiado esquivar o dejar para más adelante cuestiones de religión o política. Probablemente todavía no conozcamos la ideología de nuestro acompañante y no resultaría muy oportuno provocar discusiones o levantar tensiones en este primer día. Tampoco se considera pertinente hablar de dinero, si no deseamos que la otra persona piense que somos materialistas.
De la misma manera no parece acertado criticar el lugar escogido para la cita, a no ser que lo hayamos escogido nosotros o que sea la otra persona quién haya iniciado el tema.

No está considerado de buena educación hablar por el móvil de manera compulsiva cuando nos encontramos a solas con aquella persona a la que deseamos causar buena impresión. Este comportamiento puede parecer una falta de respeto y poco interés en la otra persona.

Cómo vestir

Antes de elegir la ropa que vamos a llevar en nuestra primera cita sería bueno conocer cuál va a ser el lugar donde nos vamos a encontrar. No se viste igual si se va a salir de noche que si se va a tomar un café por la tarde, por ejemplo. También deberíamos averiguar si nuestro acompañante realmente considera el encuentro como una cita o siemplemente se trata de un trámite para ponerle cara a un nick. En este caso quizás podríamos aparecer arreglados y que la otra persona se presentara con un traje de deporte.

No se trata de disfrazarse, sino de elegir algo que sepamos que nos sienta bien y nos favorece. Tampoco es buena idea estrenar algo, porque a veces puede traer problemas de incomodidades.

Si tenemos un amig@ a mano que nos pueda decir qué tal vamos, mejor que mejor.

Plan Alternativo

Puede que nuestra primera cita no salga como habíamos esperado desde un principio, así que por si las mocas es conveniente planificar un encuentro corto o preparar un plan B.

Si al llegar avisamos a nuestro acompañante que es probable que nos tengamos que marchar dentro de un par de horas, no resultará brusco si después de comprobar que no tenemos nada en común abandonamos la cita antes de lo previsto.

O también podemos ser un poco putas y decirle a un colega que “cuando te haga tal señal, me llamas y finges una emergencia”. Por si las cosas van muy mal, que nunca se sabe.

Y acabando…

Venga, y ahora un poco de participación… ¿se os ocurre algun otro consejo? ¿Veis algún fallo garrafal en estos principios? A ver si aprendo algo. A ver si al final solo se trata en estar super bueno o no estarlo…

12.29.2009 | Lecciones | Escrito por:

| Más

Comentarios (2)

 

  1. Fan de Camela dice:

    Importante sacar los gustos musicales..asi como quien no quiere la cosa. Segun cuales sean, la relacion no tiene futuro.Esto esta demostrado cientificamente por las universidades de Kentuky,Minesota y Cuenca
    La unica excecpcion es que la buenorrez de la pareja en cuestion sea tal, que haga aceptable su adoracion por Camilo Sexto…y eso es mucha buenorrez.

  2. Nicole dice:

    Totalmente de acuerdo con el fan de Camela!!

    Y debo reconocer que la estrategia “plan alternativo” es muy útil, a mi me ha servido en más de una ocasión. Al menos la despedida no es tan violenta…

Deja una respuesta