Volver al inicio

Caperucita Roja: Un Símbolo Sexual

Caperucita roja: un simbolo sexual
Casi todo el mundo ha leído el cuento de caperucita roja alguna vez. ¿Es posible pensar que esta niña inocente era como un símbolo sexual para los hombres del siglo XVII? En nuestro siglo esta chavalita es un ejemplo de una niña desobediente que por no hacer lo que su mamá le dijo le pasó lo que le pasó. Pero como en todos los cuentos, hay una moraleja, y al final aprende la lección.

El cuento de Caperucita Roja fue escrito en el siglo XVII por Charles Perrault, quien en esa época escribía cuentos de hadas dirigidos a la clase baja y no especificamente para los niños. En esos tiempos a los niños no se les trataba como a niños sino como a pequeños adultos: No había ropa para niños, cuentos o juguetes, sino que todos compartían los mismo, tanto los adultos como los “pequeños adultos”.

Si leeis la versión de caperucita de Perrault os daréis cuenta que la forma en el que está escrito es fría y sin distinción de edad. Por ejemplo, y volviendo a nuestro tema, el lobo en ese cuento, después de comerse a la abuela luego le pide a caperucita que se quite la ropa y se meta a la cama con él. A esto le podemos dar diferentes interpretaciones ya que como adultos, que un hombre le pida eso a una mujer deja muchas cosa que pensar.

También Perrault describe a caperucita como la niña mas linda que puede existir. El color rojo de la capa de caperucita tiene un significado fuerte, puede ser amor, o símbolo sexual. Al final del cuento de Perrault podemos ver que él hace como una advertencia a las niñas, que no le pongan atención a los lobos que están en el camino pero lo que quiere decir en realidad es que no deben fijarse en aquellos hombres que les dicen cualquier cosa. Esto también va dirigido a los hombres de ese pueblo (el lobo) que solían aprovecharse de las señoritas del pueblo (caperucita). Asi pues la moraleja es una advertencia tanto para las niñas como para los hombres del pueblo.

120 años después, los hermanos Grimm reescribieron el cuento (lo de los remakes no es algo nuevo), y aquí ya podemos ver que en la nueva versión el color rojo no es un símbolo sexual sino un símbolo de amor y familia entre la mama de caperucita, la abuela y ella. Además nos podemos fijar en que el lobo no le dice a caperucita que se meta a la cama con él (ni mucho menos). Ahi las escenas “eróticas” ya estan borradas y es un cuento que los niños pueden leer sin censura (Aunque en realidad este cuento tampoco fue escrito para crios).

En la versión de los Hermanos Grimm también podemos ver que hay dos formas de final, en los cuales se puede aprender de la moraleja. Y la moraleja es que las niñas deben hacerle caso a sus padres cuando ellos dicen algo porque si no lo hacen puede que las consecuencias sean graves y se las comerá el lobo.

En otras versiones más nuevas, ya cada autor adapta el cuento a diferentes cosas personales. Lo importante es que ya no vemos a caperucita como un símbolo sexual y además este cuento es uno de los favoritos de los niños de hoy que se puede leer con tranquilidad sin ver sexo y erotismo en él.

Vamos, que ha perdido toda la grácia.

03.30.2009 | Lecciones | Escrito por:

| Más

Deja una respuesta